Finalista: De Prófugos y Vigilias, de Ernesto Benigno Zumarán Alvítez

Autor: ERNESTO BENIGNO ZUMARÁN ALVÍTEZ

Presentado bajo el seudónimo: Gasper Argonauta



1
Vuelve la vigilia

De noche las cortinas simulan el adiós de una mujer ahogada en el mar.


2
Duermevela

Una garra de seda aproxima sus lágrimas a mi alegre sonrisa,
haz de luz que combate con su roja prisión
el corroído temblor de la muerte que en círculos vigila.


3
Dedalus

El círculo donde la sangre enreda sus tenaces murmullos,
imagen es del retorno que el sueño alienta en las aguas del naufragio,
forma de una enmarañada escritura que convoca
la fiereza de una bestia que aún muere confundida
entre los mugidos de la ciudad despierta


4
Avernus

Caronte, el barquero, su barca impulsa.
El viento le es propicio para arribar al abismo.
Sólo la muerte sabe de su secreto fuego,
de su enorme lucidez sobre las pieles
que su desnudez desprecian.


5
Levedad de los días

Sólo el ave que se posa en las ventanas
de la mañana
puede ocultar lo que en tu piel
es reflejo de su vuelo.


6
El día púrpura
(Panegírico)

Siempre se escribe, siempre se alienta un balbuceo.
El reloj tienta al antebrazo, y ambos son el deseo.
Las batallas pululan y ya no son
la memoria que instalaba una crucial encrucijada.
Ningún vacío tiene pecho, ningún latido.
Pero hay páginas en blanco que nos duelen todavía.


7
Vuelta al origen

Cuando llegue el día en que tu corazón
abra sus blancos racimos
a la vertiente de sed que el naufragio alienta,
tú, danza que la ausencia porfía entre los muros,
al fin serás lo que la muerte es en ti desde el principio:
un torrente que hechiza la frágil osamenta de lo ido.


8
Esplín

De algún modo todo avanza hacia lo inerte.
Esa secuela de olvido teje su propia espesura en el ardor que culmina.
El caballero andante pierde su gesta en su azul cielo,
y todo lo que avizora la muerte en el fondo sólo es
una imagen que el poema arrebata a la memoria
fuera del círculo de fuego,
donde el sueño es el cuchillo que desciende ya
sin melancolía.

9
Tu Fu recuerda su tristeza bajo el alto cielo

Este el Gran Río que las penas sosiega.
Aun cuando el cielo no se refleje sobre sus aguas,
la alegría está en el fondo de su sombra
donde habita la sabiduría y la paz
que todo lo niega.


10
Tu Fu, el Gran Río y la Ascensión

Te pertenece la memoria y el dolor de perderla
cada día.
¿Este el Gran Río que Tu Fu glorificaba
en su ascensión
hacia lo bello?
Las calles nos conducen al sin fin de las señales perdidas.
La herrumbre es el rocío cocido en la memoria del rostro,
es el recuerdo.


Ernesto Benigno Zumarán Alvítez. Nacido en la ciudad de Chiclayo - Perú, en el año 1969. Ha escrito los poemarios Todavía el paraíso, Los Templos Ausentes, Rapsodia de junio, Sanctuarium y Nostos. En narrativa, ha escrito el libro de cuentos Ninguna historia que contar. Actualmente publica sus poemas en revistas de su país. Es fundador de la Revista de Literatura, Ideas y Sociedad Entera Voz.

 


La Asociación Cultural Iberoamericana SCORZA está inscrita en el Registre d'Associacions de la Generalitat de Catalunya, con el número 35.181.

Protección de datos, cookies y otros avisos legales