Finalista: He Soleado Para Ti, de Randolfo Ariostto

Autor: RANDOLFO ARIOSTTO

Presentado bajo el seudónimo: Vanesa Mistral


He soleado para ti

Alto el horizonte, pellizca el meridiano,
salta un marasmo de hilos sobre mi rostro.

Me oculto en las luces del parque,
evadiendo recodos de ausencia estelar.

Ahora que no estés, ¿quién me dejará caer su devoción
como un manto acerado en la distancia?.

Qué barato el acento de tu paradigma,
en tu nombre voy incendiando los dioses y sus dogmas.

He soleado para ti, Mamá,
el tejado frío que cubre mi memoria.

 

Cruz de agua.

Que rapidez repentina carne del corazón del día;
tus labios cesaron de ser, ahora susurran eso incierto,
último mensaje de socorro en la batalla.
¿para salvar a quien?, sálvate a ti misma.

¿Qué serafín no me advierte en este
loco espumarajo de horas?
Tus pies abrazan los pesados grilletes,
las mismas cadena que amaste tan temprano.

Clavado a mí como una cruz de agua
me persigue el llanto acrisolando tu gloria, Madre.

 

Mediodía.

Soy columna de este cielo magro,
fuego insano en la compuerta sideral.

Rumeo esta parodia de días en ese orfanato que nunca habité,
engullo aire nauseabundo
de esa viejecita beata que dirá:"mi hijo"
en cualquier patio del tiempo.

De cara al espejo del viento,
saludo la mujer encuclillada frente al San Martín de yeso,
elucubrando el hombre fuerte olvido mi hogar.

Acarreo este acento solitario: me he quedado sin tus ojos
y aún es mediodía.

 

Sales a la nada

Sales a la nada abultando la maleta transeterna.

¿Qué es esto que nos dejan
con agrio senil afuturado?

Sales a la nada como quien cruza un pueblo amigo,
dices: "el sol brilla también al otro lado",
observo gorgojeantes los altos tribunales.

Estatutariamente luminosa,
opacas a milimetros la nada,
Incendias de dorado imbienvenidas,
despilfarrando imágenes cobardemente ahuecadas...



Abres la nada

Abres la nada, miras, retuerces el llavín,
quédome afuera sin potencia.

Agolpas la tarde en el traspatio de mis ojos,
la gente tiñe de incienso los cabellos, giran,
mudos de resplandor las aves del desconcierto.

Chapaleas entre discursos chamuscados,
descalabro festinado a manos tersas,
"soy casi yo sin ti",
sólo la nada detrás del alambrado
desanda tus pasos como un marco.

 

RANDOLFO ARIOSTTO. Santiago de los Caballeros, República Dominicana, 1971. Fundador y Director del Círculo de Escritores de Valverde. República Dominicana. Estudia Filosofía y Letras.Trabajala poesía, el cuento y la novela corta, su meta es llegar a escribir " la gran novela dominicana.
Obtuvo Mención de honor en la Feria Internacional del Libro en el 2007. Y el mismo galardón en el Concurso Nacional de la Alianza Cibaeña en el 2008.

 

 

 


La Asociación Cultural Iberoamericana SCORZA está inscrita en el Registre d'Associacions de la Generalitat de Catalunya, con el número 35.181.

Protección de datos, cookies y otros avisos legales