Ranulfo Fuentes: “EL HOMBRE” Y LA MODERNIDAD - III parte

 

Ante la omnipotencia del verdugo-tirano, se opone la fraternidad, la solidaridad de los de abajo. Es evidente la relación polémica entre opresor y oprimidos. La estructura estrófica de "EL HOMBRE", por su parte, presenta una suerte de abstracción de la concepción andina, en la organización formal del huaino.

El texto funciona dinamizado por el principio de oposiciones binarias, con una dialéctica pragmática. Todo ello sustenta un conjunto cuatripartita, donde se oponen y complementen: arriba contra abajo, positivo (+) contra negativo (-) y lo individual con lo colectivo. En el campo ideológico nos atreveríamos a decir que se oponen la aceptación y el rechazo de ideas de izquierda y derecha, respectivamente ( ichuq y alliq).

 

a) Yo no quiero ser el hombre, resignado y sumiso, víctima sufriente (ABAJO) (-)
b) Yo quiero ser como el viento: fuerza cósmica: Némesis punitivo de la Natura. (masa múltiple poderosa) (ARRIBA) (+)
c) Yo no quiero ser VERDUGO: el malvado, el tirano...(sistema destructor) (individualización del malvado)
(ARRIBA) (-)
d) Yo quiero sel el HERMANO que da la mano al caído: solidaridad humana, reconstructora, mesiánica. (colectividad fraterna)
(ABAJO) (+)

Existe en el hablante lírico la certeza de la existencia del mal y de los causantes (los opresores, los verdugos) y la decisión de acabar, con ese estado de cosas. Es decir, está el SABER y el QUERER. Además, provee el cómo lograrlo: EL PODER HACER, mediante la solidaridad fraterna de la humanidad. Todo ello, en el mundo subjetivo, mental.

 

II PLANO DE LA REALIDAD

Las llamadas "fugas" de los huainos ayacuchanos son ironizaciones, burlas o remates humorísticos, cargados de connotaciones rítmicamente, se trasladan de la cadencia lenta del huaino al "allegro" o al "molto vivace". Sin perder esta característica musical, la fuga de "EL HOMBRE", no entra en lo jocoso. Ingresa en el campo de la realidad aunque mediante metáforas. Para el efecto usa el doble monólogo conversacional, dialogismo retórico con la "cholita" y con el "dinero" en calidad de prosopopeya. Dice:

Fuga
Para qué vivir de engaños, cholita,
De palabras que segregan veneno;
Acciones que martirizan al mundo
¡ay! Sólo por tus caprichos, dinero;
¡ay! Sólo por tus caprichos, riqueza.

No se trata del desengaño. Al contrario, para una lectura prevista en los años 70, los equivalente semánticos, pudieron ser:

Engaños = DEMAGOGIA
Cholita = PUEBLO
Acciones que martirizan = EXPLOTACIÓN
Caprichos = OMNIPOTENCIA
Riquezas dinero = CAPITALISMO

Según esta lectura, la "fuga" del huaino indicaría que el pueblo no debería aceptar los engaños, la demagogia de los dueños del dinero (de la riqueza), porque sufre precisamente la explotación omnipotente del capitalismo.

 

4. PALABRAS FINALES

"EL HOMBRE" es, como ya lo dijimos, el testimonio estético de la transición del pasado señorial en decadencia a la modernidad, en la poesía cancioneril ayacuchana y peruana. Es a su vez, el orto del huaino de tema social contestatario, con poeticidad. Dado su universo semántico y sus innovaciones, corresponde a la década del 70, como época de maduración para que fuera plasmada por Ranulfo Amador Fuentes Rojas. En el ámbito de la concepción del mundo que manifiesta, no puede ser de otro autor y no pudo ser plasmada antes de 1970. En fin, los intelectuales que animaron la revista HUAMANGA, no hubiesen ignorado su existencia. Por último, soy uno de los testigos de excepción de los primeros esbozos de "EL HOMBRE" y de sus correcciones, así como de su primera interpretación por el mismo autor, quien ajustaba aún la melodía y las letras.

Por otro lado, es necesario citar que dos de los cancionroes más antiguos, recopilados por nuestros más prestigiosos folcloristas en la primera mitad del siglo XX y hasta los años 60, no transcriben "EL HOMBRE". Este huaino no se halla, repito, en los cancioneros publicados por don Alejandro Vivanco ni por don Saturnino Almonacid, por la simple razón de que todavía no se había compuesto. De ser así jamás hubiese pasado desapercibido, y lo hubiesen repetido como un himno los pobres que aspiraron un mundo mejor. Esto ocurrió a partir de 1974, cuando Ranulfo lo entregó a los hombres del mundo que aman la libertad y condenan el engaño, la demagogia y la explotación del pueblo. En conclusión, por todo lo visto, el huaino "EL HOMBRE" fue compuesto por los años 70 y su autor es el profesor Ranulfo Amador Fuentes Rojas.

 

5. CONTRASTACIÓN INTERTEXTUAL Plano desiderativo:

a) En la primera estrofa de "EL HOMBRE" se podría aludir como el hombre no tiene deseado como modelo de vida:
"/Y el hombre...pobre...pobre ! Vuelve los ojos, como/ cuando por sobre el hombro nos llama una palmada;/ vuelve los ojos locos, y todo lo vivido/ se empoza como un charco de culpa en la mirada/. Hay golpes en la vida, tan fuertes...¡ yo no sé! (César Vallejo: "LOS HERALDOS NEGROS")
"/ Hasta cuándo la cruz que nos alienta/ no detendrá sus remos/ y en qué recodo estiraremos, nuestra pobre rodilla para siempre/" (César Vallejo: "LA CENA MISERABLE").

Quienes terminamos la secundaria hacia fines de los años 50, leímos algo de este poemario y todo Los Heraldos Negros ya en la Universidad.

b) El narrador ficcional concluye la historia de Cien Años de Soledad ( 1965), cuando un viento huracanado acaba la estirpe condenada de los Buendía y todo Macondo, de este modo: "Macondo ya era un pavoroso remolino de polvo y escombros centrifugado por la cólera del huracán bíblico (...), pues estaba previsto que la ciudad de los espejos ( o de los espejismos ) sería arrasada por el viento y desterrada de la memoria de los hombres en el instante en que Aureliano Babilonia acabara de descifrar los pergaminos, y que todo lo escrito en ellos era irrepetible desde siempre y para siempre, porque las estirpes condenadas a cien años de soledad no tendrían una segunda oportunidad sobre la tierra".
(GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ: Cien Años de Soledad).

c) En 1968, se leyó por primera vez "El Señor Presidente" en Ayacucho. La novela de Asturias contra la tiranía influyó en la tercera estrofa de "EL HOMBRE": "...No hay esperanzas de libertad, mis amigos, estamos condenados a soportarlo hasta que Dios quiera. Los ciudadanos que anhelaban el bien de la patria están lejos; unos piden limosna es casa ajena; otros se pudren en fosa común. Las calles van a cerrarse un día de estos, horrorizadas. Los árboles no frutecen como antes. El maíz no alimenta. El agua ya no refresca. El aire se hace irrespirable. Las plagas suceden a las pestes, las pestes a las plagas, y ya no tarda un terremoto en acabar con todo...Véanlo mis ojos, porque somos un pueblo maldito! Las voces del cielo nos gritan cuando truenan: ¡Viles! ¡ nmundos!; cómplices de la iniquidad" en los muros de las cárceles, cientos de hombres han dejado los sesos estampados al golpe de las balas asesinas. Los mármoles de palacio están húmedos de sangre inocente ¿ A dónde volver los ojos buscando libertad? (MIGUEL ÁNGEL ASTURIAS: El Señor Presidente).

d) La obra de Vallejo fue expuesta y analizada en parte, en el año 1970, cuando la Promoción de egresados de Lengua y Literatura organizó un seminario sobre su obra. Expusieron los Catedráticos Marco Martos y Miguel Gutiérrez, ya docentes en la Universidad San Cristobal de Huamanga. En la cuarta estrofa de "EL HOMBRE" hallamos huellas de la lectura creadora del poema "Masa": "/Entonces, todos los hombres de la tierra/ lo rodearon; les vio el cadáver triste emocionado; / incorporóse lentamente, / abrazó al primer hombre; echóse a andar.../"
(CÉSAR VALLEJO; "España, aparta de mí este cáliz", poema MASA)

 

III PLANO DE LA REALIDAD

El estudio científico de la naturaleza, de la sociedad y del pensamiento fue la base de la formación humanística en los estudios generales de la UNSCH. La casa Castilla y Zamora, además de lo académico daba preminencia a la investigación científica y a la proyección social efectiva y de calidad. Había comunión entre el pueblo y su universidad. La fuga del huaino "EL HOMBRE" tendría sustento en esta formación sustantiva. El dialoguismo que emplea el hablante lírico, primero con el pueblo al que denomina "cholita", como se estilaba entonces; después la prosopopeya dirigida al "dinero", a la "riqueza" es transparente: se refiere al capitalismo.

 

6. SECUELA CREADORA:

Doce años después de "EL HOMBRE", Ranulfo entregó su huaino "Alma de Ayacucho", y ésta es la versión local, regional, si se quiere, del tema. El hablante lírico compara a su Ayacucho con una roca, por su capacidad para resistir adversidades. Este es el hombre del huaino "EL HOMBRE", en versión andina, y se siente capaz de la más ímproba proeza para pervivir. Orgulloso de su identidad, se siente capaz de enfrentar a sus enemigos, puesto que encarna al alma de Ayacucho.

A partir de "EL HOMBRE", se desarrolla toda una corriente: el huaino contestatario, llamado de "protesta", que ha durado un fructífero lapso de treinta años, aproximadamente. Su temática de crítica social y denuncia conlleva calidad literaria e innovación en lo musical. Los autores considerados en este capítulo y muchos más conforman una suerte de corriente que es correlativa a la pintura, a la literatura y al ascenso del arte popular andino o artesanía.

 

NOTAS:

1. Más tarde se publicarían "El Otoño del Patriarca" de García Márquez (1975?, "Yo, el Supremo" de Roa Bastos (1978) y "la Fiesta del Chivo" de Vargas Llosa(2000); frente a todos ellos sigue vigente "EL HOMBRE".

 

2. COMPOSICIONES DE RANULFO FUENTES:

  • VOLUBLE 1966 Castellano-Quechua
  • MIS RECUERDOS 1967 Quechua- Castellano
  • LA MAR 1970 Castellano
  • NIÑACHAY 1971 Quechua
  • EL HOMBRE 1974 Castellano (existeversión quechua)
  • PASÑACHA 1977 Quechua- Castellano
  • EL JILGUERO 1979 Castellano
  • PUNCHULLAY 1980 Quechua- Castellano
  • INTI SOL 1981 Castellano (quechua Marcial Molina)
  • EL PAJARILLO 1981 Castellano-Quechua
  • HERMANO 1982 Castellano-Quechua
  • MI MAESTRO 1986 Castellano
  • ALMA DE AYACUCHO 1986 Castellano-Quechua
  • LUCÍA 1986 Castellano
  • INTIPA SISAN 1987 Quechua
  • LAQTALLAY 1988 Castellano-Quechua
  • HUANTA 1988 Castellano
  • EL AMOR DE NIÑO 1988 Castellano
  • PUNKI 1989 Quechua
  • EL TRIGAL (marinera) 1987 Castellano-Quechua
  • HUK SOL ( carnaval) 1979 Quechua
  • TUNKI (carnaval) 1980 Quechua
  • CUÁNTO VALE ( carnaval) 1980 Quechua- Castellano
  • CAPI FUENTES (carnaval) 1980 Quechua- Castellano
  • HUAMANGUINO (carnaval) 1987 Quechua
  • AÑO DEL HOMBRE (carnaval) 1989 Quechua- Castellano
  • CARNAVAL 2000 2000 Quechua- Castellano

 

El orden Quechua- Castellano o Castellano-Quechua connota mayor o menor uso de un idioma en determinada composición.

"El Hombre"

Yo no quiero ser el hombre

que se ahoga en su llanto,

de rodillas hechas llagas

que se postra al tirano.

Yo quiero ser como el viento

que recorre continentes,

y arrasar tantos males

y estrellarlos entre rocas.

No quiero ser el verdugo,

que de sangre mancha el mundo,

y arrancar corazones

que amaron la justicia

y arrancar corazones

que buscaron la libertad.

Yo quiero ser el hermano
que da mano al caído,

y abrazados férreamente

vencer mundos que oprimen.

Fuga

Por que vivir de engaños cholita,

de palabras que segregan veneno,

acciones que martirizan al mundo,

¡Ay! Sólo por tus caprichos, dinero,

¡Ay! Sólo por tus caprichos, riqueza.

 

 

RANULFO FUENTES ROJAS.


La Asociación Cultural Iberoamericana SCORZA está inscrita en el Registre d'Associacions de la Generalitat de Catalunya, con el número 35.181.

Protección de datos, cookies y otros avisos legales